¿Puede un “Like” arruinar tu vida?

Irónicamente, en la era de las comunicaciones, las personas empezamos a tener cada vez más problemas a la hora de comunicarnos. Nos refugiamos en charlas virtuales, las cuales creemos inofensivas y evitamos cualquier contacto físico a la hora de discutir temas importantes.

En todo esto Facebook juega un papel muy importante. Porque erróneamente algunas personas (como yo), caemos en la falacia de creer que la vida pasa por Facebook. Creemos que el mercado de intercambio de “Likes” es la oferta y demanda del Amor…

me gusta

Entonces… ¿Como puede un “Like” arruinar tu vida?

La respuesta es simple: Un like puede arruinar tu vida si despierta celos y arruina tu relación de pareja. Esto puede pasar de muchas formas.

La primer forma es cuando empezas a sentir celos ante aquella persona que regala likes indiscriminadamente, en cada una de las publicaciones que tu novio/a sube. Estas relajada en tu casa, decidís entrar a Facebook y de pronto ves que jamás sos la primera en darle like a las publicaciones de tu novio, porque ya existe una maldita perra que le dio like antes que vos. Claramente no podes culparlo a él por ser tan genial, y a ella no podes acusarla de nada, porque las pruebas no son tan fuertes. Solo podes suponer que ella se lo quiere garchar por sus masivos likes, y desearías haberla enviado como pasajera del avión de Germanwings que se estrello en los Alpes Suizos (?)

La segunda forma es cuando tu novio/a, empieza a dar likes indiscriminadamente a otra persona, a la cual dice no ver jamás y que solo son amigos. Esta situación se ve agravada porque él/ella a vos jamás le da un misero like. Entonces empiezan los reproches: ¿Si me amas por que no me das like a la foto que subí juntos? ¿Acaso no me queres? ¿Por que te resulta tan difícil hacerme feliz con un poco de reconocimiento público?

La tercera y última situación en la cual un like puede arruinar tu vida, es cuando de pronto a las 3 de la mañana de un viernes le dan like a una de tus publicaciones del año pasado. Ante esta forma de like, se enciende la alarma : ALERTA STALKER.

Ante toda esta problemática muchos podrán pensar que si un like arruina tu vida, es porque tu vida esta vacía… A todos ellos le respondo, que si no pueden tomarse 10 minutos de su ocupadas vidas para poder discutir una simple y hermosa situación cotidiana, ¿Quien es ahora el que esta mas vacío?

De todaslike maneras, dejando de lado las amplificaciones emocionales para crear drama en la publicación. Los likes no son ni buenos ni malos, son solo un reflejo de otra problemática de fondo: Los celos. La vida virtual jamás puede ser comparada con la vida real. Los likes deben  provocar disgustos momentáneos y no discusiones eternas.

Por cierto. No olvides darle like a este post (?)   

El consejo de un experto: “Amor y Jugo de vida” por Carlos Reyna

La complejidad del Amor. Como construimos la idea del Amor:

Aquello que es del dominio de todos a nivel universal se hace particular con cada persona, el Amor es aquello que no se gana ni se merece, solamente se da.

carlos reyna

Esto del amor se obsequia de manera muy simple, solo se da o no, de distinta manera pero de una que responsabiliza eso que se siente.

En esta época donde nos domina la comunicación y que todos sabemos de todos en distintas partes del mundo, las revoluciones se gestan desde la idea de las masas y dichas masas, se encuentran a alcance de una mirada, desde cualquier red social.

Dichas redes depositan el estándar de solicitar el amor, que si es con dulces, con regalos, con dedicatorias de canciones, con fotos, con dedicatorias de frases y hashtag, todo novedoso que digan que se aman y se prometen lo que solo ahí se plasma.

Solo se olvida la forma y olvidamos que quien sea el indicado, conocerá nuestras rarezas en lo presencial y eso solo se da en la intimidad, lo que no se logra conocer en palabras de otro, ni menos a través de una red social.

Por otro lado, existe otra problemática que es la de sentirse estancado esperando que llegue el Amor. Las personas se llenan de frustración al salir a buscarlo y no encontrarlo a pesar de que ellas ya están abiertas y preparadas para estar en pareja. Es como querer avanzar cuando el semáforo está en rojo, y no se puede, de inmediato cambia a verde, avanzan algunos carros que estaban por delante pero no llegas a cruzar la calle porque el semáforo se puso nuevamente en rojo. Ya llegará el momento indicado en el que podamos avanzar libres cuando se pone nuevamente en verde, así que nunca sabes cuándo terminas por delante de aquellos que están detrás y algún ciclo estarán delante. Así es como el amor te impacta de repente y cuando no crees poder avanzar es cuando estas avanzando. Tratar de avanzar cuando todos esta detenido y cuando piensas que puedes hacerlo no te puedes mover. 

La especialidad en este tema te lo da el juego, distancia y cercanía del mismo, entonces todo conduce a la evolución de nuestras forma de comportamiento, todo lo que en presencia cerebral, es conocido, y no es posible la idea de no conocer, si en aprendizaje hay algo que este con anterioridad plasmado dentro de él.

Así como explicación de si para sí, si no hay eso el encontrar la relación que terminas teniendo es igual a la anterior no importando ser buena o mala.

Entonces el amor se complejiza y se olvida que no es un jugo grato solamente si no que la fruta contiene más partes y si evidentemente el jugo es parte pero no la totalidad.

En este proceso no hay que olvidar que lo aprendido no es más que algo que en casa se obtiene como normal y es parte de lo que se hace dentro de esa familia, como natural o cotidiano, es como se instala en la dinámica del individuo.

En un comportamiento nuevo se acompaña de un aprendizaje igual se llena de azar y contingencia y termina siendo igual en todo momento. Apostemos por la evolución y por el cotidiano cambio y así se encontrará la real aproximación al Amor.

Ahora cuando crees que estas enseñando a buscar o encontrar amor en realidad estas aprendiendo.

lentes carlos

MTFS. Carlos Fernando Reyna Gutiérrez

01(449)2801661

carlos.f.reyna.g@gmail.com