¡El Estrés Laboral de los días Lunes!!!

¿Que pena estamos pagando a nivel karmático para amanecer tan estresados los días lunes? ¿Por qué lo odiamos fuerte, si solo es un día más en el calendario semanal?

Ningún día de la semana merece ser sometido socialmente por toda la comunidad laboral oficinistica a tal violento bullying. ¡Pero claro! Después de vivir enredados amorosamente viernes, sábado y domingo ¿Que más podemos esperar del lunes? Día en el cual debemos entregar nuestras almas al sistema capitalista, trabajando en relación de dependencia.

IMG_20160328_113925

Que horrible es la palabra DEPENDENCIA. Ningún psicólogo cuestiona esa relación enferma en la cual las personas acudimos a encerrarnos un día soleado a cambio de unos pocos pesos que claro… necesitamos, añoramos, ¡Dependemos para vivir! La irónica y eterna dependencia de la “supuesta” independencia económica (?) 

Lunes, la secuencia se repite una y otra vez: Suena el despertador, nuestras mentes siguen dormidas debido a las noches de fiesta producto de la libertad momentánea del fin de semana. Nos levantamos caminando como zombis a la ducha; Mientras dejamos hirviendo el agua en la pava eléctrica para intentar desatar el nudo que tenemos en la garganta con un poco café.

Al salir de casa llega el momento de subir al subte. Empujamos “levemente” utilizando la fuerza exacta socialmente permitida, para que nadie nos cague a piñas por la mañana. Nuestro cuerpo adopta posturas extrañas como si estuvieramos jugando a un tetris humano. Subimos y recordamos que es LUNES ¡¡¡Maldito lunes!!! ¡Ya no hay escapatoria!!! De pronto te das cuenta que estas parado frente a la puerta de tu oficina, con cero ganas de entrar porque preferís quedarte en casa tomando mate, mientras practicas la escala de Do en la guitarra y pones ropa a lavar…

Entras a la oficina y el estrés laboral te invade y tus gritos internos son desesperados. ¡LUNES TE ODIAMOS!!! En el interior del edificio hay otras almas perdidas que al igual que vos tampoco tuvieron otra opción. Tomas asiento en tu súper silla ergometrica en la que vas a pasar las próximas nueve horas de tu valiosa vida, y cuando pensas que todo ya esta perdido. Levantas la mirada, ves una mano que te convida un mate y sentís que no estas solo en esta pena.

20160328_114231

El raviol que cayó dentro del lavarropas

Estaba en la cocina intentando separar los ravioles congelados de ricota con nueces; Cuando de pronto e inesperadamente uno de ellos se revelo contra el sistema y salto reclamando su libertad, cayendo al lavarropas automático en vez de caer en la olla.

Lo mire fijamente, como cuando alguien mira con odio a un ser que quiere ir contra la voluntad del universo. Lo mire fijamente con un dejo de placer al ver que había fallado en su intento de fuga. Pues había caído sobre el tambor del mí lavarropas y ahora estaba vulnerable sujeto al alcance de mi mano. Lo mire fijamente y le dije: -¡Maldito raviol sindicalista!!! Inevitablemente caerás en mi olla de agua hirviendo. Una vez que estés completamente blando y entregado… Seras mi cena mezclado entre salsa de crema y pomarola.

Entre risas macabras me dedicaba a tomarlo entre mis manos. Cuando de pronto, el raviol logro escurrirse hábilmente entre mis dedos y callo a las profundidades incalcanzables del lavarropas.

¡Maldito raviol de ricota! Logro escapar a su destino y llegar a un lugar seguro del lavarropas al cual yo jamas podría acceder. Pues una vez mas, me vi derrotada por la cruda realidad de ver que hasta los alimentos inanimados podían revelarse contra el sistema de la cadena alimenticia.

El raviol logro su tan preciada libertad. Pero yo no, ahora estaba llena de preguntas y dudas de como seria el destino de aquel raviol dentro del lavarropas. Los interrogantes invadían mi cabeza, las preguntas me atormentaban. ¿Como funcionaria el lavarropas con un pedazo de pasta italiana dentro? ¿Se disolvería en las aguas danzantes entre el jabón y el suavizante?

Pues ya nada de esto dependía de mi, solo podía decidir dejar el pasado atrás y olvidar a aquel audaz raviol. Ahora lo único que podía hacer era irme a dormir. Porque mañana yo entregaría mi alma creativa al sistema financiero por un sueldo. Matando así mis sueños de libertad. Ahora yo iba a entregarme para ser comida por el sistema laboral en relación de dependencia. El raviol al que tanto odiaba, era uno de mis grandes maestros en la vida (?)

Odiando a Lili Kay pierdo el tiempo de mi vida.

Hace dos semanas mientras estaba tirada en mi cama haciendo Zapping, en una más de mis noches de insomnio… Encontré por casualidad en el canal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a una cantante llamada Natalia Doco. Ella interpreto una canción llamada “Mucho chino”, que desde el momento en el cual la escuche, no pude quitar de mi mente. Su canción se transformo para mí en una “especie de mantra”, el cual empece a cantar todo el tiempo para liberar mi pobre alma de uno de los sentimientos mas oscuro y pesado: ¡Los CELOS!

inicio celos

Muchos dirán que los celos se basan únicamente en la inseguridad de una persona al no sentirse lo suficientemente valiosa, y en consecuencia debido a su escaso valor sufre miedo a perder a la persona amada. Como si la persona amada fuera una suerte de objeto el cual nos pertenece y alguien externo nos lo quiere robar.

Pues dejando de lado los temas de autoestima, los celos son simplemente una alarma en nuestra mente que nos esta avisando que en nuestro entorno existe una posible amenaza. Las mujeres especialmente, gracias a nuestro “Gen de detective privado” -el cual la sociedad suele llamar “Intuición femenina”– solemos reconocer rápidamente cuando otra mujer coquetea con nuestro Objeto Amado y cuanto este Objeto se siente a gusto con esa situación de coqueteo.

tnm___atake_de_celos_____color_by_magui2000-d5rd92o

La solución es simple e intento explicarles lo que mas necesito aprender. Si vemos a los Celos como una simple alarma solo nos quedan dos caminos; uno muy bueno y otro muy malo:

El camino malo, titulado FESTIVAL DE LOS CELOSConsiste en comunicar a nuestro Objeto Amado a través de una eterna discusión de horas, días y semanas; el miedo que sentimos a perderlo. Es como un continuado ininterrumpido de dramas y reproches. Intentando explicar entre lagrimas que nos esta lastimando por el solo hecho de hablar y relacionarse con otras personas; Enojarnos por cualquier tontería y vivir sufriendo tratando de impedir que se cruce a solas con la Amenaza… (Misión Imposible)Imagen 1

Este camino es totalmente agotador y nos dejará sin una gota de dignidad. Las desventajas son muchas, ya que uno cree que va a dar resultado, pero provoca el efecto totalmente contrario al deseado. ¡Gráficamente es como si empujáramos a nuestro Objeto Amado a los brazos de la Amenaza!!! 

imagen 2

Les abrís los ojos y les metes ideas que quizás ni las tenían. Ademas de sumarle el plus de que lo prohibido es tentador y más excitante. Por último, a nadie le gusta estar con una persona alterada que solo hacer reclamos y demandas.

El camino bueno, AL CUAL AUN NO LOGRO PONERLE UN NOMBRE:  Consiste en detenernos a pensar que los celos probablemente sean fantasmas en nuestra mente. Y en el posible caso de que exista una onda entre nuestro objeto amado y la amenaza recordar:

1) Que la persona que amamos no nos pertenece. Es libre de irse cuando quiera. Lo lindo es saber que nos elije para compartir su tiempo sin que tengamos que obligarlo. Disfrutar del momento que esta con nosotros y relajarnos.

2) Es muy importante saber que DEL HISTERIQUEO AL HECHO EXISTE UN LARGO TRECHO.

Las personas en general amamos seducir a los demás de una forma inocente o no tan inocente. Nos gusta agradar y ser queridos por otros. Por eso amo tanto la canción de Natalia Doco, porque la letra habla sobre el odio que ella siente hacia una mujer de su entorno a la cual apoda “Lili Kay” para no decir su nombre real. Pierde el tiempo de su vida odiando a una mujer que es igual a ella, y siente celos y miedo por pensar que Lili Kay le quitara a su novio. 

AMAMOS A NATALIA DOCO por reírse de ella misma y componer tan linda y liberadora canción <3

Estúpida y sensual aceituna

Uno de los mayores placeres de la vida es disfrutar del buen comer. ¡Amo comer! De solo pensar en todos aquellos platos deliciosos se me hace agua a la boca… ¡Es una de las experiencias más hermosa y placentera que me llena de felicidad!

Soy muy fácil de complacer, ya que todo me gusta. Lo dulce como lo salado son mis preferidos. PERO… Existe un gran problema que opaca mi maravilloso universo de placeres gastronómicos… y es ¡LA ACEITUNA!

Maldito demonio con cara de ángel. Son tan tentadoras las aceitunas en sus frascos de aceite; rellenas de morrones o simplemente con carozo… me seducen, me tientan a probarlas. Muero de ganas por saborearlas en mi boca, pero en el momento exacto en el cual muerdo una de ellas. Empiezo a sentir el horrible y desagradable sabor. ¡¿Por qué???!!!  ¡¿Por qué aparecieron en la existencia del universo para arruinarme la vida y sumar una contradicción más a tan hermoso universo perfecto???!!!

Las odio, porque a veces me agarran desprevenida y las encuentro en mi boca sin mi consentimiento mientras como una deliciosa empanadas de carne. Y quiero llorar al arruinar tan sagrada experiencia de placer.

¡SI, las odio con toda mi alma!. Porque al contrario que los pepinillos en vinagre o las berenjenas en escabeche, bue… podría llenar hojas y hojas de tantas conservas deliciosas.

Y Uds. se preguntaran: ¿Qué tiene todo esto que ver con el Amor?

Sinceramente no mucho, pero se me ocurre que quizás si aceptara que las aceitunas existen y que no puedo hacer nada contra ellas, mi vida seria más feliz… Total, al final del día una aceituna es simplemente un fruto del olivo sin mucha importancia más la que yo le de. Como los desencuentros en las historias de Amor. Existen y no debemos darle demasiada importancia, son realmente insignificantes comparados con la maravillosa y completa historia de Amor.