El maldito GEN femenino del detective privado.

TODAS las mujeres tenemos en nuestro ADN un gen al cual yo llamo: “EL GEN DEL DETECTIVE PRIVADO”. También llamado comúnmente por el resto del mundo de los mortales, como la tan famosa y conocida: Intuición Femenina.

El hecho es que este “Superpoder” nos viene heredado genéticamente sin chances de que podamos rechazarlo. La sabia naturaleza decidió, que lo necesitamos al momento de ser madres, para poder detectar las necesidades básicas de nuestros bebes (Los cuales no nacen hablando, de momento).

Ahora, ¡Todo bien con los usos productivos y útiles! Pero, el problema principal es que esta herramienta no se puede inhabilitar para el resto de las situaciones de la vidaSigue activa retroalimentandonos constantemente de información proveniente de nuestro entorno.

Intuitivamente te das cuenta cuando otra mina le tira onda a tu novio… Lo notas raro y distante, te decís a vos misma cosas como: -¡Soy una perra paranoica! Mejor me relajo…- Te haces la tonta y seguís como si nada. ¡Pero esa idea queda trabajando en celostu inconsciente! Dejando un cabo sin atar. Pasa el tiempo, y de la nada llega la información que completa “la supuesta historia de Infidelidad”. ¡Explota la bomba!!! Le quemas la cabeza al flaco con un interrogatorio de detective. Buscas pruebas de culpabilidad en facebook, fotos y comentarios de la supuesta amante… te sumergís en tristeza infinita y todo culpa de tu GEN que no paraba de enviarte señales de posibles amenazas.

¡Que agotador! A veces admiro la capacidad de simplicidad de mambos que tienen los hombres, ellos se salvaron de este Gen… Están dotados de otros superpoderes como el desapego, la tranquilidad y felicidad de no querer jugar a investigar boludeces sin sentido.

Planteado el problema, existe una gran solución: El tener este gen, no nos habilita a enroscarnos en dramas producidos por problemas imaginarios. Solo debemos simplificar su uso a temas relacionados con bebes que aun no hablan, y por mas que siga activo en nuestro procesador inconsciente, debemos cerrar sus falsas notificaciones de peligro y vivir ocupando nuestro tiempo en ser felices y libres.

Guest posting: “50 Relaciones Grises” por A. Coulson

¿Que relación tiene el éxito de 50 Sombras de Grey con el hecho de que muchos, alguna vez, terminemos envueltos en unas relaciones de mierda? Es la pregunta que nadie se hizo y a la que hoy de manera caprichosa vamos a tratar de encontrar una respuesta.

imagen-50

Fui a ver la película hace dos semanas y desde ahí que me da vueltas esta idea, más que nada porque siempre me pasa no entender porque varias amigas, personas que considero inteligentes, lindas, divertidas y fuertes, terminan en unas relaciones horribles en las que se dejan maltratar o engañar por un boludo con muchísima menos facha (y plata) que Mr Grey.

Para el que no sabe nada de la historia, la película (o el libro) nos cuenta la historia de Anastasia Steel, una joven estudiante de letras, insulsa, desarreglada, a la que nunca miran otros hombres  y que se siente mucho menos linda que su compañera de cuarto. Justamente esta última se enferma,  y como favor, Anastasia va en lugar de ella a entrevistar al joven multimillonario y playboy de Cristian Grey. En la entrevista ella se cae, no tiene lapicera, dice una boludez tras otra pero por alguna razón llama la atención de Mr Grey, y este la empieza a perseguir. A ella, a la que nunca miraron, de golpe es buscada por el hombre más buscado, FAIRYTALE.

Para mi el problema empieza ahí, donde curiosamente muchas ven la liberación sexual femenina, yo veo un “chicas quiéranse un poco”.

Para mantener una relación, Mr Grey le pide a Anastasia que firme un contrato en el que ella debe aceptar cosas tales como estar siempre dispuesta a tener relaciones sexuales todas las veces y de la forma que él desee. Comer sano y hacer ejercicio para estar siempre en forma. Aceptar que nunca van a dormir juntos en una misma cama. No tocarlo nunca y mucho menos salir en una cita o mostrarse en público. Si bien, es justo decir que no lo firmó, hace algo un poco peor, accede de palabra.

grey__7609_635x (2)

¿Que tiene que ver todo esto con que la mayoría termine teniendo relaciones de mierda? Piensen cada vez que aceptaron algo irracional solo porque el chico que les gusta las miro, les dio bola o las invito a salir. O peor, para no perder a ese chico que tanto les gusta, aceptaron cosas peores a estas. Al menos Mr Grey fue honesto (?) y desde un principio aclaró los términos y condiciones en un contrato. En cambio, se que muchas aceptaron de palabra cosas  que nunca fueron aclaradas.

La que leyó los libros me va a correr con que al final, el verdadero amor de ella lo salva de sus “50 sombras de oscuridad”, y que por ella cambió, y a mi esto me hace más ruido: ¿Cuántas dijeron alguna vez? -Yo se que conmigo no va a ser así, conmigo va a cambiar. Levante la mano el que alguna vez  escucho “yo se que engañó a todas las novias, pero a mi no me va cagar porque me quiere de verdad”.

Para mi en eso radica el éxito de 50 Sombras de Grey. No en el erotismo de la historia, no en el porno para madres como dijo Stephen King, el éxito se justifica ahí, en donde todas se ven identificadas, en algún punto, con la relación entre Anastasia y Cristian Grey. Las que alguna vez tuvieron o tienen este tipo de relación, quieren tener el final feliz que ella logra y cambiar para siempre a ese hombre, aunque en el camino terminen cediendo hasta lo último que les queda de dignidad. Ojo, esto no es algo puramente femenino. Estoy convencido que muchos hombres terminan en la misma situación.

Me encantaría decirles a modo de cierre que vayan a ver la película y cada uno saque sus propias conclusiones, intente ver en que momento de una relación fueron Anastasia, y en cuales fueron Mr Grey, pero creo que muchos no son lo suficiente sadomasoquistas, como para disfrutar de una película mala durante dos horas.

50_sombras_de_grey_quimica_1909_635x

Autoestima vs. Tristeza

Muchas veces las personas confunden los conceptos de las palabras y erróneamente juzgan a una persona que se ve triste con alguien que sufre de baja autoestima.

La tristeza es un sentimiento, mientras que la autoestima es el valor que nos damos a nosotros mismos. Son conceptos completamente distintos y no deben ser confundidos. Los sentimientos son emociones, forman parte del ser humano y es normal que los expresemos abiertamente. En cierta forma, le dan variedad a nuestras vidas. La tristeza como toda emoción, debe ser expresada y debe fluir. Solemos darle connotaciones negativas, creyendo que esta mal atravesar el sentimiento de tristeza. Muchas veces lo reprimimos logramos el efecto contrario al buscando; nos enfermarnos y no podemos salir de ella.

La autoestima es nuestra capacidad para valorarnos. Una persona que se considera con poco valor, tiene una autoestima baja y suele colocarse a mi mismo en un nivel inferior al de los demás. Uno de los principales síntomas de baja autoestima es darle mas valor a la palabra de los demás que a nuestros propios sentimientos e ideas.

Separemos entonces estos dos conceptos para poder vivir una vida mas libre y sana. Sabiendo que si bien no podemos controlar completamente nuestras emociones, si podemos controlar la actitud que tenemos antes ellas. No es lo mismo deprimirse por un año, que aceptar que estamos tristes y tomarnos unos momentos para liberarnos de ese sentimiento que no es ni bueno ni malo en si mismo.

Y debemos recordar que una persona con una buena autoestima es simplemente aquella persona que se detiene a ser sincero y franco consigo mismo. Es aquella persona que se permite experimentar lo que necesita en ese momento, satisfaciendo sus necesidades. Cuidarse y quererse significa hacerse las cosas fáciles a uno mismo y no para los demás.