¿Tienes a quien besar en San Valentin?

Día comercial o no, San Valentin suele traer problemas a las vidas de los enamorados; los enamorados NO oficiales; los enamorados que NO hacen demostraciones publicas; y problemas para conseguir mesas en los mejores bares y restaurantes de la ciudad.

¿Quien no quiere salir a festejar su Amor eterno y apasionado mientras lo publica en tiempo real en Facebook? Pues, ¡Todos queremos eso!!! Lamentablemente este día festivamente romántico suele traer problemas principalmente a los NO enamorados. Aquellas personas solitarias que no tienen a quien besar…

Este año San Valentin sumado a un domingo de extremo calor, no fue una buena combinación. Imagino que existen personas en el mundo entero hambrientas de Amor de pareja, que no la están pasando nada bien. Seguro que en sus quejas de tristeza recibieron por parte de todos aquellos que están en parejas, ramos de frases hechas como: “Ya vas a encontrar a la persona adecuada”; “Primero tenes que quererte vos antes de poder querer a alguien más” etc. etc. Pero la verdad es que por mas positivo que una persona sea, no puede ser feliz con la promesa incierta de amor a futuro. Es como tener hambre y esperar llenarse la panza con el solo hecho de leer el menú del restaurante. Uno necesita comer, saborear, masticar, digerir y disfrutar de la comida. San Valentin es el ruido en la panza de todos los que anhelan con toda su alma un amor correspondido.

Esta vez no hay consejos, ni respuestas a la pregunta inicial, solo existe el hambre en la panza de la escritora y esta breve expresión de un sentimiento de vacío, que espero acompañe y llene a todos aquellos que también lo sienten.

Feliz San Valentin (?)

Maria Antonieta

¡NO quiero ser La Maga!

¡Todo el mundo ama a La Maga!!! Lucia, el personaje femenino sobrevaluado, protagonista del libro “RAYUELA” de Julio Cortazar. Todas las mujeres quieren ser ella y yo sinceramente no las entiendo… ¿Por qué desearía querer ser el personaje imaginario de una novela?

En los pocos y escasos capítulos que llevo leídos de Rayuela, no logre me enamorarme de la Maga. Los relatos de Julio sobre la Maga y Oliveira son realmente atrapantes y encantadores, pero para mí esa mujer descripta en las paginas, se encuentra completamente idealizada ante los ojos del mundo entero.

No quiero ser como la Maga, porque presiento que Oliveira jamás la va a amar tanto como ella lo ama a él… Porque su fragilidad me recuerda el dolor y la angustia de amar demasiado a un hombre complicado, que jamás no se entrega fácilmente al Amor.

Aunque Lucia parezca ser fuerte, no creo que llegue a conseguir y sostener el amor sincero entre iguales. Hasta ni en la vida real Edith Aron (La mujer que inspiro el personaje de la Maga) se quedo con el amor de Julio Cortazar.  En aquellos años, Julio dejo a Edith para casarse con Aurora Bernárdez.

Todos podemos disfrutar y deleitarnos leyendo e imaginando el beso más perfecto del mundo relatado en el Capitulo 7. Pero esas mágicas y vuelteras palabras solo describen un beso apasionado entre dos amantes de momento…

¡No quiero ser como la Maga, prefiero ser como Aurora Bernárdez!!! Su esposa en la vida real. Una mujer que se encontraba a la par del hombre que amaba y era correspondida como una mujer merece en el amor.

La Maga es solo un recuerdo, ya no existe en este mundo real.