Guest posting: “Las flores y el Agua” por Patty Rodriguez

Siempre le he dicho que usted me recuerda mucho a mí… Y creo que por eso le tengo un cariño diferente. Cuando la veo imagino que es como alguien en uno de esos viveros exclusivos. Comprando las plantas más bellas, el mejor abono, las macetas más lindas.

La gente que la ve de compras, se imagina que su jardín debe ser la envidia de la cuadra. Pues usted invierte tanto tiempo, esmero y dedicación en seleccionar cada detalle. Pero el problema es que su jardín esta marchitó, porque usted nunca lo riega.

Creé que por tener los mejores libros de jardinería, las selecciones más exquisitas en flores, el mejor abono importado ¡Con eso basta! ¡Y deja de lado lo más básico e importante que es el agua!!! Por ser una solución tan simple y efectiva; Por ser tan común la menosprecia. Y luego llora sobre su bello, exclusivo, caro jardín marchito…

Digan lo que digan. El agua siempre existirá pero usted sigue obstinada en comprar evian o fidji, cuando la solución esta en abrir el grifo del baño.

VIENTO NORTE

-Hoy hay viento norte- Suelen decir en mi familia cuando alguien esta de mal humor. El viento norte es el viento de los locos, que hace que las personas se sientan fastidiosas y por ende quieran pelear con la primer persona que se cruza en su camino…

Algunos se preguntaran: ¿Porque ese viento me sigue por todos lados? ¿Sera que le gusto y no quiere dejarme ir?

Pues la respuesta es: ¡NO! Es solo un efecto climático, nada personal (?) Cuando te das cuenta que tenes un mal día causado por la presencia de este viento. La única solución posible es liberar la ira incontrolable que todos llevamos dentro, PERO… con las siguientes tres recomendaciones a seguir:

1) Confirmar por experiencias previas, que la persona a la cual vamos a atacar con palabras descontroladas buscando pelea. Sea lo suficientemente hábil e inteligente para darse cuenta, que cada uno de nuestros gritos y demandas son simplemente una suplica desesperada buscando Amor. Los ataque en estos días, solo buscan que nos diga cuanto nos quieren y nos den un hermoso abrazo que aleje cualquier problema climático y/o hormonal (En el caso de las mujeres).

2) Tener presente que JAMAS, JAMAS, JAMAS se deben decir frases hirientes que puedan llegar a lastimar a la otra persona. Si esta permitido, decir algunos comentarios necesarios para lograr obtener la reacción del otro. Solo comentarios inofensivos. Porque al contrario de lo que dice el refrán; a las palabras que lastiman este viento no se las lleva. Todo lo contrario, logra grabarlas en el alma de las personas que amamos generando una herida que puede no sanar.

3) Aceptar que los malos días son parte de nuestra condición humana, por lo tanto hoy quizás nos toque a nosotros ser los enojados, pero quizás mañana nosotros seamos quienes tengamos que contener a aquellas personas que hoy nos contienen. La vida es un ida y vuelta.