¡NO quiero ser La Maga!

¡Todo el mundo ama a La Maga!!! Lucia, el personaje femenino sobrevaluado, protagonista del libro “RAYUELA” de Julio Cortazar. Todas las mujeres quieren ser ella y yo sinceramente no las entiendo… ¿Por qué desearía querer ser el personaje imaginario de una novela?

En los pocos y escasos capítulos que llevo leídos de Rayuela, no logre me enamorarme de la Maga. Los relatos de Julio sobre la Maga y Oliveira son realmente atrapantes y encantadores, pero para mí esa mujer descripta en las paginas, se encuentra completamente idealizada ante los ojos del mundo entero.

No quiero ser como la Maga, porque presiento que Oliveira jamás la va a amar tanto como ella lo ama a él… Porque su fragilidad me recuerda el dolor y la angustia de amar demasiado a un hombre complicado, que jamás no se entrega fácilmente al Amor.

Aunque Lucia parezca ser fuerte, no creo que llegue a conseguir y sostener el amor sincero entre iguales. Hasta ni en la vida real Edith Aron (La mujer que inspiro el personaje de la Maga) se quedo con el amor de Julio Cortazar.  En aquellos años, Julio dejo a Edith para casarse con Aurora Bernárdez.

Todos podemos disfrutar y deleitarnos leyendo e imaginando el beso más perfecto del mundo relatado en el Capitulo 7. Pero esas mágicas y vuelteras palabras solo describen un beso apasionado entre dos amantes de momento…

¡No quiero ser como la Maga, prefiero ser como Aurora Bernárdez!!! Su esposa en la vida real. Una mujer que se encontraba a la par del hombre que amaba y era correspondida como una mujer merece en el amor.

La Maga es solo un recuerdo, ya no existe en este mundo real.

8 pensamientos en “¡NO quiero ser La Maga!

    • Gracias Fer!!!! Pensé que era la única mujer en el mundo que sentía eso por la Maga…
      Hasta llegue a dudar de mi opinión, por ser opuesta a la opinión de las masas (?)

      • No cedas ante la presión social, amigui!!! Vamos a quemar todos los libros de Rayuela para evitar que la Maga dañe más mentes y siga retorciendo las percepciones del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *