Los Actores: Mitos y Verdades (?)

Crónicas de una alumna de teatro en su tercer año:

En mis años de estudiar teatro, quede completamente sorprendida frente a la idea recurrente en algunas personas ajenas “al palo”: De que los actores van por la vida fingiendo o actuando. Como si el mundo real, fuera un gran escenario en el cual creamos personajes de ficción, fingimos orgasmos y manipulamos personas con nuestros superpoderes de artistas(?)422719_10150599306813719_342067381_n

Al principio sentí ternura por tal inocente y superficial observación. Luego sentí enojo, por subestimar la entrega comprometida de los actores al exponerse ante un público variado, en cuerpo y alma. Y finalmente me senté a escribir estas palabritas ajusticiadoras del caso.

Ser artista no algo que se elija, no queda otra que aceptar tu destino. Las emociones están a flor de piel. Las personas dedicadas al arte solemos ser más sensibles de lo común. Por eso tenemos que expresar ese mar de emociones y sentimientos para poder estar centrados. El drama y la creatividad brotan de una forma que si no lo sacas, se transforma en un cáncer social como es la depresión.

En mi caso, todo lo que pienso se me nota en el cuerpo, cada pensamiento se refleja en mi exterior. Virtud para el teatro, desventaja en la vida real. Transparencia extrema, o desnudes artística. Le puedo poner mil nombres.   418549_10150599312173719_2071079677_n

Otro de los puntos que me parece importante destacar. Es que jamás vas a poder prestarle a un personaje, una emoción que no experimentaste en tu vida real. Si bien es verdad, que es prácticamente imposible experimentar “TODAS LAS EXPERIENCIAS DISPONIBLES EN EL MERCADO DE LA VIDA”. Creo que lo que hace rico a un actor es conectar naturalmente con el momento presente y con su vida de simple mortal. Algunas emociones nos atraviesan hasta el punto del dramatismo puro. Es ahí donde se recurre a la memoria emotiva más cercana, en el caso de tener que interpretar un papel, donde el personaje transita por una situación no vivida por el actor.

Estos son mis argumentos. Seguramente existan personas que finjan orgasmos, pero no creo que sean actores. Porque a los actores nos gustan las sensaciones, los sabores, sentir la suavidad de las manos de la otra persona y la violencia de la calentura del momento, nos gusta reír, llorar, sentir frío, calor, revolcarnos por el piso… Nos gusta sentir todas las emociones de la vida, especialmente las más hermosas como el Amor y el sexo. Los vínculos verdaderos y lamentablemente de momento, no tenemos superpoderes manipularores de personas (?)

431061_10150599303908719_27888133_n

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *