Había una vez…

…una princesa que amaba los cuentos con finales felices, que se enamoro perdidamente de un príncipe que amaba los cuento con finales tristes. 


Claramente esa relación jamás tendría futuro, ya que eran completamente incompatibles. Pero, a pesar de todos los mensajes de alerta y peligro, se dejaron llevar por el momento y por tanta atracción, quizás por experimentar algo diferente… 


Ahora, que ya no están juntos. El príncipe por supuesto, se enamoro de una princesita que al igual que él, ama los cuentos con finales tristes… Y ella, se dejo querer por otro principe, un “Príncipe Azul”. Tan lindo, dulce y soñado… pero demasiado demandante. Que corta completamente su libertad y la hace sentir ahogada. 


Ella no es feliz. Porque siente a su príncipe Azul, como un completo desconocido. Un completo extraño para ella… La princesa no quiere entregarle su vida a cualquier desconocido y prefiere estar sola. 


Aunque ya todo termino hace tiempo, la princesa de que ama los cuentos con finales felices odia al príncipe que ama los cuentos con finales tristes. Porque ella siente que él la conoce más de lo que ella misma se conoce, y lo ama porque cuando él aparece en su vida, ella se siente bien. Se siente feliz de solo tenerlo cerca. 



                                                             FIN


                                                             Maria Antonieta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *