Guest posting: “Eso que nos hace brillar los ojos” por Pamela Diazgranados

pame definitivaPasé horas tratando de descifrar cómo empezaría este post pero no existe la forma correcta para empezar ya que no se trata de ser la gran escritora ni ganar un premio por él. Simplemente intentaré plasmar en un papel la idea que siempre me ha rondado la cabeza y la que me definió a hacerlo. Y poder dar a entender las veces que perdemos el sentido de las cosas buscando rótulos y títulos y lo disfrazamos con rutina.

Pero les puedo asegurar que esa es la esencia de su ser único. Les puedo asegurar que muchas cosas pueden llegar a cambiar por el pasar del tiempo o simplemente la vida pero eso va a permanecer. Permanece aunque no lo hayamos definido aún. Cada vez que estamos cerca padecemos los síntomas, puedo también decir que a veces los demás se dan cuenta y nosotros ni lo notamos o simplemente elegimos ignorarlo quizá porque lo vemos como algo imposible (es lo más probable) o quizá porque pensamos que no es lo suficientemente importante que otros hacen cosas mejores y entonces pasamos a la eterna lucha del ego y el yo verdadero. Y nos empezamos a preguntar todo el tiempo ¿Y por qué?

Cómo aprender a reconocerlo:

  1. No se puede comprender: la sintomatología es demasiado sencilla para los que les encantan las cosas complejas y la lógica no se puede aplicar a esto porque el yo verdadero no tiene lógica. Así que por más que lo intentes no se puede comprender no se puede saber porque es esto y no aquello.
  1. Aunque te define no se puede definir: cuando lo encuentras te define, le da sentido a tus porqués pero no puedes definirlo. No sabes porque al hacerlo te sientes como te sientes.
  1. Te cambia: cuando lo encuentras o estas cerca de él te cambia, eres otro, tus palabras salen descontroladas, tu corazón palpita rápido no lo puedes detener y aparece ese tan nombrado brillo en tus ojos y acaricias en ese instante la plenitud misma.
  1. Te hace invencible: así es cuando estás en contacto directo con tu esencia y haciendo eso para lo que naciste te haces invencible. La competencia no existe, tú sabes que en eso nadie te puede ganar. Aun si hay mejores tú lo haces con el alma, tú lo sientes en cada célula. Es inevitable.

No existe la duda, sólo certeza absoluta. Cuando estás haciendo eso no importa el mundo.

pamela guitarra

  1. No lo puedes expresar con palabras: ¿Alguna vez haz sentido algo que no puedes expresar con palabras? Algo de lo que empiezas a hablar emocionado, pero cuando estás hablando sólo consigues que tu receptor diga “Ah, sí, qué bueno, me alegro”. Las cosas especiales son así porque hay complicidad y la misma es la que le da el sabor a todo esto es la que sazona tu vida.
  1. Algo pasa: cuando lo estás haciendo algo pasa. Sí, algo pasa aunque parezca que hablando no logres nada mientras lo haces algo pasa se impregna de magia el lugar y no hay necesidad de explicarlo. Creo que de tanto pensar en el tema, me he convertido en cazadora de chispitas en los ojos y cuando las veo trato de avisarle a su emisor que su GPS está marcando lo cerca que se encuentra de la plenitud.

¡Me emociona!! El mundo sería otra cosa si buscáramos esas chispitas y si cada uno encontrara su propósito en la vida. La vida no es un ensayo.

Quizá si dejáramos de querer analizarlo todo lo podríamos sentir más a menudo y nuestra esencia podría entonces definirnos.

¿Cuándo fue la última vez que sentiste esto?

¿Cuándo fue la última vez que fuiste invencible?

Cuando al tratar de expresarte no te entiendan, sólo sonríe. Significa que estás en la plenitud y así como a los detalles de los enamorados, ¡mantenlo en secreto y vive!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *