Guest posting: “Las flores y el Agua” por Patty Rodriguez

Siempre le he dicho que usted me recuerda mucho a mí… Y creo que por eso le tengo un cariño diferente. Cuando la veo imagino que es como alguien en uno de esos viveros exclusivos. Comprando las plantas más bellas, el mejor abono, las macetas más lindas.

La gente que la ve de compras, se imagina que su jardín debe ser la envidia de la cuadra. Pues usted invierte tanto tiempo, esmero y dedicación en seleccionar cada detalle. Pero el problema es que su jardín esta marchitó, porque usted nunca lo riega.

Creé que por tener los mejores libros de jardinería, las selecciones más exquisitas en flores, el mejor abono importado ¡Con eso basta! ¡Y deja de lado lo más básico e importante que es el agua!!! Por ser una solución tan simple y efectiva; Por ser tan común la menosprecia. Y luego llora sobre su bello, exclusivo, caro jardín marchito…

Digan lo que digan. El agua siempre existirá pero usted sigue obstinada en comprar evian o fidji, cuando la solución esta en abrir el grifo del baño.

El maldito GEN femenino del detective privado.

TODAS las mujeres tenemos en nuestro ADN un gen al cual yo llamo: “EL GEN DEL DETECTIVE PRIVADO”. También llamado comúnmente por el resto del mundo de los mortales, como la tan famosa y conocida: Intuición Femenina.

El hecho es que este “Superpoder” nos viene heredado genéticamente sin chances de que podamos rechazarlo. La sabia naturaleza decidió, que lo necesitamos al momento de ser madres, para poder detectar las necesidades básicas de nuestros bebes (Los cuales no nacen hablando, de momento).

Ahora, ¡Todo bien con los usos productivos y útiles! Pero, el problema principal es que esta herramienta no se puede inhabilitar para el resto de las situaciones de la vidaSigue activa retroalimentandonos constantemente de información proveniente de nuestro entorno.

Intuitivamente te das cuenta cuando otra mina le tira onda a tu novio… Lo notas raro y distante, te decís a vos misma cosas como: -¡Soy una perra paranoica! Mejor me relajo…- Te haces la tonta y seguís como si nada. ¡Pero esa idea queda trabajando en celostu inconsciente! Dejando un cabo sin atar. Pasa el tiempo, y de la nada llega la información que completa “la supuesta historia de Infidelidad”. ¡Explota la bomba!!! Le quemas la cabeza al flaco con un interrogatorio de detective. Buscas pruebas de culpabilidad en facebook, fotos y comentarios de la supuesta amante… te sumergís en tristeza infinita y todo culpa de tu GEN que no paraba de enviarte señales de posibles amenazas.

¡Que agotador! A veces admiro la capacidad de simplicidad de mambos que tienen los hombres, ellos se salvaron de este Gen… Están dotados de otros superpoderes como el desapego, la tranquilidad y felicidad de no querer jugar a investigar boludeces sin sentido.

Planteado el problema, existe una gran solución: El tener este gen, no nos habilita a enroscarnos en dramas producidos por problemas imaginarios. Solo debemos simplificar su uso a temas relacionados con bebes que aun no hablan, y por mas que siga activo en nuestro procesador inconsciente, debemos cerrar sus falsas notificaciones de peligro y vivir ocupando nuestro tiempo en ser felices y libres.