Odiando a Lili Kay pierdo el tiempo de mi vida.

Hace dos semanas mientras estaba tirada en mi cama haciendo Zapping, en una más de mis noches de insomnio… Encontré por casualidad en el canal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a una cantante llamada Natalia Doco. Ella interpreto una canción llamada “Mucho chino”, que desde el momento en el cual la escuche, no pude quitar de mi mente. Su canción se transformo para mí en una “especie de mantra”, el cual empece a cantar todo el tiempo para liberar mi pobre alma de uno de los sentimientos mas oscuro y pesado: ¡Los CELOS!

inicio celos

Muchos dirán que los celos se basan únicamente en la inseguridad de una persona al no sentirse lo suficientemente valiosa, y en consecuencia debido a su escaso valor sufre miedo a perder a la persona amada. Como si la persona amada fuera una suerte de objeto el cual nos pertenece y alguien externo nos lo quiere robar.

Pues dejando de lado los temas de autoestima, los celos son simplemente una alarma en nuestra mente que nos esta avisando que en nuestro entorno existe una posible amenaza. Las mujeres especialmente, gracias a nuestro “Gen de detective privado” -el cual la sociedad suele llamar “Intuición femenina”– solemos reconocer rápidamente cuando otra mujer coquetea con nuestro Objeto Amado y cuanto este Objeto se siente a gusto con esa situación de coqueteo.

tnm___atake_de_celos_____color_by_magui2000-d5rd92o

La solución es simple e intento explicarles lo que mas necesito aprender. Si vemos a los Celos como una simple alarma solo nos quedan dos caminos; uno muy bueno y otro muy malo:

El camino malo, titulado FESTIVAL DE LOS CELOSConsiste en comunicar a nuestro Objeto Amado a través de una eterna discusión de horas, días y semanas; el miedo que sentimos a perderlo. Es como un continuado ininterrumpido de dramas y reproches. Intentando explicar entre lagrimas que nos esta lastimando por el solo hecho de hablar y relacionarse con otras personas; Enojarnos por cualquier tontería y vivir sufriendo tratando de impedir que se cruce a solas con la Amenaza… (Misión Imposible)Imagen 1

Este camino es totalmente agotador y nos dejará sin una gota de dignidad. Las desventajas son muchas, ya que uno cree que va a dar resultado, pero provoca el efecto totalmente contrario al deseado. ¡Gráficamente es como si empujáramos a nuestro Objeto Amado a los brazos de la Amenaza!!! 

imagen 2

Les abrís los ojos y les metes ideas que quizás ni las tenían. Ademas de sumarle el plus de que lo prohibido es tentador y más excitante. Por último, a nadie le gusta estar con una persona alterada que solo hacer reclamos y demandas.

El camino bueno, AL CUAL AUN NO LOGRO PONERLE UN NOMBRE:  Consiste en detenernos a pensar que los celos probablemente sean fantasmas en nuestra mente. Y en el posible caso de que exista una onda entre nuestro objeto amado y la amenaza recordar:

1) Que la persona que amamos no nos pertenece. Es libre de irse cuando quiera. Lo lindo es saber que nos elije para compartir su tiempo sin que tengamos que obligarlo. Disfrutar del momento que esta con nosotros y relajarnos.

2) Es muy importante saber que DEL HISTERIQUEO AL HECHO EXISTE UN LARGO TRECHO.

Las personas en general amamos seducir a los demás de una forma inocente o no tan inocente. Nos gusta agradar y ser queridos por otros. Por eso amo tanto la canción de Natalia Doco, porque la letra habla sobre el odio que ella siente hacia una mujer de su entorno a la cual apoda “Lili Kay” para no decir su nombre real. Pierde el tiempo de su vida odiando a una mujer que es igual a ella, y siente celos y miedo por pensar que Lili Kay le quitara a su novio. 

AMAMOS A NATALIA DOCO por reírse de ella misma y componer tan linda y liberadora canción <3

Guest posting: “El hombre de mi vida” por Artemisa

Hay cosas para las que el ser humano nunca está preparado. No hay un momento oportuno, un punto exacto en el que digamos: Ok, estoy preparada para perder una parte de mi misma.

Desde niña soñaba con encontrar el hombre perfecto, el hombre que me haría feliz, que me cuidaría y me protegería eternamente por los siglos de los siglos, amén. Viviríamos felices y comeríamos perdices hasta el fin de nuestros días.

El hombre de mi vida, ese que siempre está por llegar.  Porque cuando estamos en una relación tampoco tenemos la certeza de si será este nuestro príncipe azul o todavía nos aguarda alguien nuevo, o mejor… O que nos querrá más o al que querremos más aún…

El hombre de mi vida lo tuve siempre enfrente, y es el que estuvo postrado hace unas semanas en una cama de hospital cogiendo mi mano, mirándome con ojos cansados. Le pregunto: -Papá, ¿me conoces?- Y me dice: -Claro, te conozco desde el día que naciste-.

El hombre de mi vida siempre cuidó que nada me faltara, que nadie me lastimara. Defendió a capa y espada mis derechos y se mató a trabajar por sacarme adelante sin pedir nada a cambio.

Me enseñó a seguir luchando cuando todo parecía perdido, porque era valiente. Tuvo una infancia difícil pero nunca se detuvo ante una adversidad y tampoco permitió que ninguno de los suyos lo hiciera.

Estuve a su lado en sus últimos días, viendo como se apagaba, mostrando una fragilidad que nunca antes pareció tener. ¡Papá sigue luchando, tú eres duro!!!… Soy duro,  pero ya no puedo seguir siéndolo, estoy muy cansado.

Su alma se escapaba y no pude hacer nada salvo estar a su lado, cuidándolo como él siempre hizo conmigo. No fue deber de hija, fue el deseo de poder devolverle una ínfima parte de todo lo que yo he recibido desde niña, con la certeza de que por mucho que yo hiciera nunca habrá compensando todo lo que él hizo por mí.

Reímos a pesar de todo con sus ocurrencias y su buen humor cuando las fuerzas se lo permitían.

Fueron dos semanas tristes, de muchas lágrimas, pero a su vez hubo una gran belleza en tanto dolor. Tanta que gente muere sola y él estuvo rodeado por toda su familia: Mi madre, sus hijos y sus nietos. Hemos creado una familia maravillosa le decía a mi madre dándole golpecitos en el dorso de la mano.

Y el hombre de tu vida se va y quisieras que el mundo parara en ese mismo instante. Pero el mundo sigue su camino y todo vuelve a su sitio con una normalidad que asusta.

Las calles se siguen llenando de gente, las tiendas siguen abriendo, la música sigue sonando, la vida sigue, pero no sigue igual… Desde entonces las noches duran el doble.

Que bonito fue saber que encontré al hombre de mi vida sin buscarlo. Cualquiera que ahora sea tu mundo,  mi amor siempre irá contigo.

*****************************************

Esta publicación fue escrita por Rosa Alarcon Torres, una gran amiga española, a quien solemos llamar “Artemisa”.  Rosa hace dos meses perdió a su Papá. Todas las perdidas son dolorosas y difíciles de sobrellevar, pero agradezco que confiara en mí para expresar en este espacio su dolor.

Ella también es una loca aventurera de los mares de Internet y escribe un blog sobre Amor y seducción. Los invito a que lo visiten:

www.serseductora.com