¡Gracias Totales!!!

Es increíble como las cosas cambian de un año al otro. Hablo de los cambios inesperados de la vida. Mi Papá siempre solía decirme cuando era niña: “Lo mejor de la vida es no saber que va a pasar mañana”. En esa época no lo entendía y sentía una extraña incertidumbre sobre el futuro, los miedos me invadían y sentía enojo por no poder controlar lo que iba a pasar. Pero cuando uno crece “el factor sorpresa” te hace sentir vivo logrando escapar momentáneamente de aquella rutina en la que voluntariamente nos sumergimos.

1901308_10152159920788719_7241765472381121434_n

Por esas sorpresas de la vida quiero hablarles sobre Mi cumpleaños. Siempre amo el día de mi cumpleaños. Porque es el día en el cual todos te demuestran su afecto de una forma u otra. Independientemente de que me encanta ser el centro de atención y recibir regalos (Ya todos lo sabemos y no voy a molestarme en ocultarlo). Es el día más perfecto y hermoso para una persona como yo, que necesita fe pública y declaraciones afecto.

El año pasado para mi cumpleaños escribí un post hablando sobre la importancia de crear una lista de regalos de cumpleaños, como si fuera una lista de regalos de casamiento, pero de Cumpleaños. En esa lista el cumpleañero debe incluir todos aquellos regalos materiales e inmateriales. Pues, este año en vez de hacerla por escrito, me encargue de ir diciendo aquello que quería, a la persona que quería que me hiciera ese regalo y mágicamente empecé a recibir esos regalos tan deseados.

¿Magia? ¿Eficiencia en la comunicación interpersonal? O Simplemente ¿Sentido común?

No hace mucho tiempo pensaba que las personas debían adivinar que estaba pensando o que quería que ellos me den. Sea lo que sea. Me quedaba esperando respuestas, demostraciones de afecto… Siempre esperaba y me enojaba al no recibir lo que ellos debían darme.

Ahora en mi madures (?) Sé que es mas simple, uno expresa una sola vez lo que desea recibir, a la persona de quien lo espera y es muy probable que nuestro deseo se haga realidad. Y ES MUY IMPORTANTE PEDIRLO SOLO UNA VEZ, porque si uno insiste ya se vuelve una exigencia. Es hermoso recibir algo que la otra persona desea también entregar. En libertad y con la fluidez del momento.

Por eso, es grato darme cuenta que las palabras de mi Papá fueron sabias. Uno no sabe lo que va a pasar mañana. Así fue como para mi sorpresa los festejos de este cumpleaños fuero realmente geniales. El año pasado había empezado por primera vez en mi vida, mi cumpleaños completamente sola. Fue una experiencia de la cual me siento muy agradecida. Pero… este año no me alcanzaron los momentos para estar sola. Ya que todos mis amigos y familiares se encargaron de llenar el fin de semana largo con festejos de cumpleaños y fue ¡GENIAL!!!

Finalmente quiero agradecer a todas las personas que me hicieron feliz. ¡Gracias por estar en mi vida y cumplir mis caprichos! ¡Los amo!!!